¿Cómo elegí mi estilo?

Hola a todos! Tenia muy abandonada esta sección de mi página pero ya estamos de vuelta y hoy les traigo un tema super interesante e importante para un emprendimiento.


Cuando recién empecé con este proyecto pintaba de todo tipo de diseños, desde personas hasta objetos, pues es algo que siempre hice desde chiquita, era una mezcla de dibujos y de diseños abstractos.





Desde el 2017 hasta finales del 2018 seguía trabajando las dos técnicas, pues me funcionaban ambas por que había personas que querían su diseño totalmente personalizado con algún dibujo ó símbolo en especial y otras que preferían lo abstracto. Pero, ¿Qué pasaba? Yo no tenía un estilo único, y yo quería que mis diseños fueran únicos y reconocidos.




Entonces llega el momento de elegir entre seguir dibujando y pintando de todo ó quedarme con un sólo estilo que definiera mi marca. Siendo sincera me gustaba mucho hacer dibujos ó diseños personalizados, realmente es algo que me sale bien pero me tomaba mucho más tiempo de elaboración pues tienes que cuidar cada detallito, y no digo que en el abstracto no tenga que cuidar los detalles pero son distintas técnicas y en el tiempo que elaboraba una funda personalizada podía elaborar hasta 10 fundas de diseño abstracto. Fue aquí cuando decidí quedarme con los diseños abstractos. Claro que fue una decisión muy difícil y entraban las dudas ¿Serán suficientes? ¿Le gustará a mis clientes? ¿Qué pasará con los que buscaban diseños personalizados?

Pues yo seguí con mi postura de sólo pintar diseños abstractos. Pintaba con todo tipo de técnicas, colores, texturas PERO sólo abstracto y lo más personalizado era agregarles nombre ó iniciales a las fundas. Poco a poco fui creando diseños para ya establecerlos en la página online, diseños que aunque fueran los mismos, cada uno iba a tener un resultado diferente. Después comenzaron a surgir las colecciones. Algunos diseños eran limitados dependiendo de la temporada ó la técnica pero tenían buena respuesta por parte de los clientes pues les emociona el hecho de que iban a salir nuevos diseños en cierta fecha.




Pasa el tiempo y en plena pandemia me encuentro con el taller perfecto “Viviendo del arte” por Mariana Arregui (se los recomiendo ampliamente) en ese taller terminé de decidir cuál era mi estilo. No importa cuál sea tu técnica, tu estilo y tu manera de trabajar, lo importante es tener tu propio estilo, algo que sea sólo tuyo y que te sientas orgulloso de eso, un diseño único que venga de tu mente.


Hay que enseñar que cada persona tiene su propio estilo y esas personas que desean adquirir una pieza de tu marca es por que les gustó lo que haces. Les comparto una frase que me quedó muy grabada en el taller de Mariana: “Más vale fracasar innovando que tener éxito copiando”. Se me hace una frase tan importante a la hora de crear un negocio, enfocarse en ser diferente, el sol sale para todos pero lo que cambia es tu estilo, tus innovaciones, lo diferente que harás tú a otra marca. Es frustrante cuando te encuentras tu idea, diseño, pintura, etcétera y que no te den los créditos que mereces, hay que respetar el estilo de cada quién, por que bastante nos cuesta. No importa cuál sea tu estilo, lo importante es que sea sólo tuyo y tu marca lo represente.

57 visualizaciones0 comentarios